Las labores profesionales de la Antropología y Arqueología Forense

El camino formativo de un profesional de la Antropología Forense es largo y, generalmente, buena parte se desarrolla lejos del hogar debido no sólo a la falta de formación específica sino también a que las opciones laborales se pueden encontrar en cualquier parte del mundo. Sólo se necesita un título oficial, experiencia y un pasaporte para poner en funcionamiento las herramientas que hemos estado puliendo durante años en la Facultad y en laboratorios y expediciones bajo la tutela de profesores o profesionales con una carrera más larga.

Sin embargo, no todas nuestras salidas laborales las encontramos en el extranjero sino que organismos oficiales, asociaciones periciales o laboratorios nacionales pueden demandar de nuestra pericia y experiencia a la hora de elaborar, valorar o recuperar pruebas que posteriormente vayan a ser utilizadas con el objetivo de encauzar un juicio.

Uno de los primeros ministerios entre cuyas actividades podemos participar de manera activa será el Ministerio del Interior, más concretamente en la Policía Nacional y la Guardia Civil. Entre una de sus muchas labores existe la investigación criminal y, pese a que es uno de los cuerpos mejor preparados del continente, no siempre tienen entre sus efectivos a especialistas en todas las ramas científicas.

Atentados-11-M-foto-2

Dentro de este marco, serán tres actividades las que podamos desarrollar:

  • La realización de peritajes (tanto del total de la actividad de investigación como los resultados de una parte concreta de la misma) con el objeto de poner en valor y permitir la comprensión de evidencias que permitan el encauzar la investigación. Las consultas más habituales a este respecto dentro del marco de la Antropología Forense son:
  1. ¿Estos restos son huesos?
  2. ¿Son humanos?
  3. ¿Cuántos individuos pueden verse representados en esta muestra?
  4. ¿Que información nos aporta para poder identificar a la persona?
  5. ¿Cual o cuales han sido las causas de la muerte?
  6. ¿Evidencia muerte violenta o signos de tortura?
  • La cooperación durante una investigación desarrollada por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado donde no tendremos esa labor pasiva que se presupone en el punto anterior, en el que recibimos la información ya sea en forma de huesos o bien en imágenes o informes que nos sean cedidos, sino que en esta ocasión participamos de manera activa. Estas actividades habitualmente son las siguientes:
  1. Colaboración a la hora de localizar e interpretar la escena del crimen.
  2. Realizar una delimitación de accesos y extensíón de la misma.
  3. Proceder a la exhumación de los restos humanos.
  4. Realizar una documentación exhaustiva para proporcionar pruebas judiciales.
  5. Propiciar una correcta conservación y catalogación de las pruebas para su posterior uso en los juzgados.
  6. Llevar a cabo las labores de identificación del registro óseo recuperado para poder conocer el perfil biológico, positivo y sanitario del individuo a través de la información recuperada de los huesos.
  • Participar como especialista externo en materia formativa. Como se ha informado anteriormente, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, pese a tener una excelente formación, necesita estar reciclándose de forma contínua por lo que habitualmente recurren a profesionales externos para la realización de cursos y actividades que les permita ampliar conocimientos para un mejor desarrollo de su profesión.

Otro ministerio en el que podemos desarrollar nuestras labores profesionales será el Ministerio de Justicia, aunque a diferencia del anterior, tan sólo nos limitaremos a la realización de las actividades propias de perito judicial. Esto quiere decir que se nos convocará para la peritación de las pruebas que forman parte de un juicio en concreto para poder dar respuesta a las consultas que disponga tanto el juez como el resto de intervinientes en el mismo.

Para ello, se nos facilitarán las pruebas que consideren necesarias para su valoración (ya sea en forma de material físico relacionado con el crimen o en informes e imágenes) y se nos realizarán una serie de consultas que, a través de nuestra pericia, buscarán la obtención de información suficiente como para esclarecer un caso.

De esta manera se puede actuar de dos formas, o bien contratado temporalmente por los propios Juzgados a través de valor estimado de los honorarios periciales o bien a través de la Justicia Gratuita, donde recibirá una cantidad predefinida independientemente del número de horas trabajadas en el caso y los recursos utilizados para llegar a las conclusiones.

Dentro de un ámbito más internacional, nuestra actividad es fundamental a la hora de recuperar pruebas vinculadas a los Crímenes de Lesa Humanidad y Crímenes de Guerra, los cuales nunca prescriben y se persiguen a nivel transfronterizo. Estas actividades van desde la localización de la escena del crimen, de la zona de deposición e inhumación de los cuerpos, su identificación y el esclarecimiento de la circunstancia de la muerte y hechos posteriores.

150127115739_auschwitz_rusos_624x351_bbc

Por otro lado, otra salida laboral existente en la profesión es a través de las Asociaciones de Peritos Judiciales, las cuales se encargan de repartir los casos recibidos entre sus afiliados en función de su formación académica y experiencia profesional. Pueden recibir casos a través de dos vías diferentes, o bien a través de los Juzgados, o bien mediante particulares para el desarrollo de un caso de investigación o bien para el esclarecimiento de ciertas dudas que pudieran disponer respecto a pruebas judiciales previamente recuperadas.

Finalmente, otra salida laboral es aquella relacionada con el desarrollo de la actividad en laboratorios profesionales. Dentro de éste ámbito son cuatro actividades que desarrollamos de manera habitual:

  • Trabajo de campo: para la localización tanto de la escena del crimen y sus dimensiones como la recolección de pruebas en la misma.
  • Trabajos de laboratorio: para la evaluación de las pruebas materiales recuperadas y la elaboración de los perfiles biológico, positivo y sanitario de los restos óseos.
  • Trabajo de estudio: para la documentación gráfica y la elaboración y cumplimentación de fichas de registro de las mismas así cómo evaluar y procesar información relativa a la escena del crimen como localización, dimensiones, disposición, rutas de acceso, etc…
  • Trabajo de archivo: para la compilación y posterior lectura e interpretación de información que pueda ser de utilidad para la valoración de las pruebas y contribuir al correcto desarrollo judicial.

Las salidas laborales no son pocas pero si son una responsabilidad de grandes dimensiones debido a que un mal paso puede provocar la absolución de un culpable o la condena a un inocente. De ahí la necesidad de tener una buena base profesional y académica y una continua renovación y actualización de conocimientos.

Publicado por:


Las labores profesionales de la Antropología y Arqueología Forense –
(c) – Ricardo Ortega – IFPCF

Anuncios

One thought on “Las labores profesionales de la Antropología y Arqueología Forense

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s