Ellos son unos “cracks”, ellas unas “putas”: el machismo de las mujeres

650_1200Nacemos con la estigmatización impuesta por la sociedad del género, remitiéndonos a la teoría del espejo de Lacan, en la que desarrollamos las ideas innatas e interiorizamos, a lo largo de las diferentes etapas de la vida, las aprendidas, asociadas -desde el ámbito familiar, escolar, asociación de iguales-, e impuestas de forma indirecta por la sociedad en la que vivimos. Creando así, los roles de las funciones que debe desarrollar un chico y una chica, fundamentalmente en la parte de la adolescencia, que es la que más acaba marcando la trayectoria de vida, a pesar de ser de forma indirecta acaba sentando las bases del comportamiento de una persona a nivel social y psicológico durante toda su vida.

A lo largo de la historia, a pesar de las políticas, de las diferentes culturas, siempre permanece el rol del machismo desarrollo desde la visión masculina y femenina. Es decir, al hombre se le asignan los roles de cabeza de familia, fuerza, protección, fortaleza económica, etc.; y a la mujer los roles de debilidad –como nos define la RAE-, dependencia económica de la pareja, generadora de vida, ama de casa. La definición de hombre y mujer a nivel científico, técnico y biológico, se ha extrapolado de forma errónea al ámbito sociológico y psicológico, generando roles marcados en la sociedad actual. De aquí vienen generados dos movimientos, uno permanente en el transcurso de la historia, el machismo; y, otro más novedoso o innovador como es el feminismo, que no es más que la lucha del género de la mujer en busca de una igualdad a todos los niveles, pero consideran, bajo nuestro punto de vista, que acaba exaltando una superioridad al hombre para conseguir la igualdad, por un sentimiento de impotencia e incomprensión, con una finalidad de cambio que de nuevo llevado a la práctica genera esa desigualdad en contra de la que se pretende luchar.

Hoy en día los medios de comunicación, -véase anuncios, series, programas- han provocado que la sociedad refleje con más fuerza la virilidad de un hombre y la mujer como objeto. Un ejemplo claro, es el hecho de que las mujeres entran gratis en la mayoría de discotecas como reclamo, mientras que los hombres deben pagar entradas por valor de entre los 8 y los 15€. También, se ve en programas como MYHYV donde priman el físico del hombre y los escotes o cuerpos arreglados estéticamente de las mujeres. Esto también se puede ver en la asunción de cargos en empresas, de sueldos, donde los hombres ocupan el 80% de los cargos directivos y las mujeres cobran un 40% menos de sueldo desempeñando las mismas funciones.

La mujer tiene una lucha constante dentro de la sociedad y con ella misma, marcada por las ideas preconcebidas e interiorizadas desde su niñez, creando una dicotomía entre lo que ella quiere conseguir y demostrar y lo que acaba consiguiendo. Es decir, quiere romper con la estigmatización de roles, pero, por ejemplo, en una discoteca se muestra como imagen debido a la vestimenta que usa o debe usar (menos ropa o más provocativa, uso de tacones, maquillaje); mientras que lo que quiere conseguir a nivel de relación afectiva es lo contrario a esa imagen primaria, y lo que quiere conseguir a nivel empresarial es muy diferente a las imágenes de discoteca y vida afectiva estable.

> Yo como mujer

P: ¿Qué opinas como mujer de tú papel en la sociedad?

A1: Sinceramente, creo que la estigmatización y minusvaloración de la mujer en la sociedad muchas veces la pone la propia mujer asumiendo roles machistas en determinadas ocasiones o poniéndose límites a los que no quiere enfrentarse por el hecho de ser mujer, como la entrada en el ejército o en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Nosotras mismas nos limitamos y perjudicamos al adoptar, tanto actitudes machistas como feministas de superioridad. La mujer para mí siempre tiene una lucha constante interna entre lo que debe ser y lo que realmente quería ser para sentirse realizada. Es decir, x un lado asume y a la vez lucha contra los roles aprendidos en la trayectoria de vida como cuidadora de familia y madre y por otro lado desearía en parte o en su totalidad, dependiendo de cada mujer, el poder verse reflejada en el papel como hombre en el sentido de madurez tardía, asumir pocas obligaciones, se les exige menos, sus cuerpos no sufren grandes cambios (periodo, embarazo, parto, menopausia). A nivel familiar se despreocupan más, a nivel de ocio no se les juzga si no que se les admira, y tienen más libertad y son menos controlados debido a no ser el sexo que se considera más vulnerable a sufrir delitos. Como no somos capaces de controlar dichos sentimientos de impotencia, y publicarlo en una sociedad contra los hombres exigiendo esa igualdad, la enfocamos en nuestro grupo de iguales, generando criticas destructivas entre lo que son o hacen con lo que deberían hacer o ser. Como ejemplo: entre adolescentes es fácil encontrarse como entre chicas se menosprecia alguna por a ver tenido diferentes relaciones con chicos, por la vestimenta o atuendo que utilizan, por los comportamientos que muestran socialmente etc. Situación contraria les ocurre a los chicos.

Por ello, creo que lo que debemos buscar es, mediante el consenso, la igualdad del hombre y la mujer en todos los ámbitos de la vida de una persona, ya sea laboral, académico, personal.

A2: Personalmente creo que el papel que tiene asumido la mujer es el que le corresponde por el hecho de ser mujer. Es decir, no podemos pedir asumir roles varoniles porque no somos varones, ni podemos obligar al hombre a sumir tareas dedicadas a las mujeres, porque no son mujeres. La sociedad de roles viene marcada desde la prehistoria y si no se ha cambiado es porque realmente no se ha querido cambiar, sí que se ha luchado por la obtención de algunos derechos, como por ejemplo el derecho a voto en las elecciones; pero, eso, bajo mi punto de vista, no debe ser un precedente. La sociedad está montada de tal manera que funciona cuando la mujer asume roles de mujer y el hombre los que le corresponden a su género. Por lo que, el papel de la mujer en la sociedad está bien como está, es decir, dedicándonos a trabajar y cuidar de la familia.

P: ¿Qué opinas de los comportamientos adolescentes de la sociedad?

A1: El comportamiento de los jóvenes, bajo mi opinión no es más que un reflejo mal construido y entendido de sus antecesores. Es decir, hoy en día han extrapolado el machismo que había en épocas anteriores, al nivel de crear una gran confusión entre la libertad y el libertinaje. Hoy en día, para mí, los adolescentes tienen poca disciplina y son muy manipulables hasta el punto que acaban imitando lo que ven en los medios de comunicación. El hombre con un físico perfecto y varonil y una mujer objeto.

Es decir, en la suma total agravan un machismo que han asumido indirectamente desde pequeños en el seno familiar, con los papeles que asignan los medios de comunicación, a la suma de la agresividad con la que hoy en día convive cualquier niño o adolescente (videojuegos, etc.). Dicho coctel molotov acaba generando adolescentes con el denominado síndrome del emperador o tirano, con agresividad y creyéndose capaz de conseguir lo que quiere a su antojo sin tener en cuenta normas de conducta, simplemente siguiendo el instinto de machismo, bajo autocontrol y no aceptación de la norma.

Esto acaba generando que los adolescentes se comporten intentando conseguir lo que quieren sin responsabilidad o madurez alguna, y, ellas por integración acaban actuando como ellos quieren, aunque el sentimiento de madurez o responsabilidad que tienen hace que juzguen esos comportamientos en las adolescentes de su entorno sin ver cuáles son sus comportamientos, que acaban siendo similares simplemente por tener una aceptación social.

A2: Cierto es que los comportamientos de los adolescentes pueden ser los menos adecuados a la sociedad actual, pero estos comportamientos vienen dándose desde hace años, simplemente, que antes no se les daba tanta importancia porque no salían en los medios de comunicación. Por ejemplo: el bullying, existe desde hace muchísimos años y ahora es súper importante porque sale en la televisión y hay que frenarlo y demás. Pero siempre ha existido, siempre había el matón o la matona de la clase al que todos debían seguir o si no recibían. Considero que se están exagerando las conductas de nuestros adolescentes, dado que es una etapa más en la vida de una persona, no hay que sacrificarlos o juzgarlos demasiado duramente por ello.

P: A nivel profesional, ¿consideras que están bien realizadas las tablas de salario en las empresas o, por el contrario, piensas que crean más desigualdad económica entre los miembros de la sociedad?

A1: Personalmente, considero que estas tablas crean más discriminación económica entre los miembros de la sociedad, al generar una debilidad económica de la mujer frente al hombre. También, hay que tener en cuenta, que la propia mujer es la que deja que esta discriminación económica continúe al aceptar puestos de trabajo con salarios inferiores a los hombres, teniendo la misma formación, y no protestando ante estas situaciones de desigualdad. También, el hecho de que existan puestos laborales tasados con que deben ocuparlos mujeres, ejemplo: recepcionistas, telefonistas, secretarias, etc., crea esta desigualdad laboral.

También dejando que para el mismo puesto de trabajo se les exija unas condiciones que a ellos no, como actualmente hemos visto en la sociedad como a las mujeres que ejercen cargos ejecutivos, administrativos se les exigía asistir al puesto de trabajo con tacones y las mujeres que se negaban han sido despedidas; hace unos meses atrás esto fue denunciado. Casos de estos tipos a nivel profesional nos encontramos con muchos, como mujeres que por estar embarazadas acaban siendo despedidas, o directamente para una vacante de trabajo se elige al hombre antes que a la mujer porque se encuentra en edad en que puede ser madre y eso le supone costes a la empresa, que con un hombre no debe asumir.

En la sociedad, a nivel profesional, bajo mi punto de vista, a la mujer se la quiere por imagen u objeto y al hombre por conocimiento. No deja de ser márquetin que actualmente se ve en esta sociedad en todos sus ámbitos.

A2: Obviamente las tablas de salario en la sociedad actual están bien realizadas, dado que no genera el mismo coste contratar a un hombre que contratar a una mujer, porque con nosotras existe el riesgo de baja maternal, excedencia, más días de fiesta o más bajas por tener que cuidar a los hijos enfermos. Sería irónico pagar lo mismo a un hombre y a una mujer, en el mismo puesto de trabajo, cuando hay más probabilidades de absentismo laboral por parte de la mujer. Y en lo que decía mi compañera sobre los tacones, sí que es cierto que en muchos trabajos te exigen un código de vestimenta que implica maquillaje y tacones, pero a los hombres, también en muchos puestos laborales, se les exige traje y corbata y no se quejan tanto. Llega un punto que esto ya es criticar todo por el simple hecho de criticar y no ver que, ambas partes son discriminadas tanto por cobrar más como por cobrar menos, como por exigencias.

P: ¿Consideras que las mujeres tienen las mismas facilidades de acceso a puestos laborales altos o se las perjudica por el hecho de ser mujeres y posiblemente madres?

A1: Obviamente, y por lo que se ve reflejado en la sociedad y en los medios de comunicación, la mujer tiene más dificultades para ocupar cargos altos en empresas. No creo que se deba al hecho de ser o no madre, dado que no todas las mujeres quieren ser madres pero por ello también se las limita, simplemente por el hecho de ser mujer; si no que, nos acomodamos en cargos más bajos queriendo cargos más altos pero no luchando por ellos, aquí es donde, bajo mi punto de vista, reina la hipocresía de las mujeres de hoy en día. Buscamos igualdad, pero con unas condiciones que provocan la desigualdad entre mujeres y hombres.

A2: Sí que es cierto que se nos perjudica, pero como he comentado antes, es lógico por el hecho de que en determinados días del mes rendimos menos por ir más cansadas (menstruación), es más en Italia se ha realizado una propuesta para legislar que las mujeres puedan cogerse los días de menstruación como días libres y no tener la obligación de ir a trabajar; o tenemos más bajas laborales, ya sea por quedarnos embarazadas o por el hecho de tener que quedarnos cuidando de los hijos cuando están enfermos. No podemos pretender tener las mismas facilidades de acceso cuando ponemos más impedimentos a la hora de trabajar.

 

P: ¿Cuál es tú consideración de cómo los medios de comunicación toman partido en la estigmatización de la sociedad?

A1: Todos sabemos que los medios de comunicación no son parciales a la hora de presentar noticias, a la vista está que no se da el mismo bombo a los casos de violencia de género y a los casos de violencia intrafamiliar (aquí refiriéndome a la violencia de la mujer sobre su pareja). También se ve, que las presentadoras de noticias van vestidas de determinadas formas y maquilladas para llamar la atención, mientras que los varones simplemente usan trajes. Es decir, a nivel humano lo veo pobre, refleja una imagen del hombre y la mujer tan diferenciada que acaba influenciando a las personas que lo ven, lo leen o lo escucha y son los que acaban creando patrones o modas en los adolescentes completamente negativas que acaban generando, no todas, en nuevas figuras delictivas por la interpretación que cada uno de los influenciados le da.

Aquí ya hay una discriminación de géneros que, como he dicho, se extiende a las noticias, a su forma de darlas y a la comunicación y alcance que se les da. Esto también pasa en la prensa escrita, en las redes sociales y en todos los aspectos de la vida. Sin embargo, sí que puedo decir que los medios de comunicación han sido un avance en la sociedad, gracias a la creación de una red de comunicación mundial y un medio de denuncia, pero debería controlarse el contenido o las formas.

A2: No tengo nada en contra de los medios de comunicación, es más, creo que hacen la cobertura optima de las noticias y las exponen de un modo parcial, bajo mi punto de vista. En cuanto a lo que se dice de las presentadoras y los presentadores, ambos son caras visibles y por ello es lógico que estén obligados a utilizar un código de vestimenta, no creo que haya que darle mayor importancia a eso. ¿Que los medios pueden influir en las personas? Obviamente, pero igual que también podemos influir las personas en otras personas y no por ello somos criticados a nivel global. Las críticas a los medios de comunicación están llegando a un punto que acabará por impedir que los y las profesionales puedan llevar a cabo su trabajo.

P: ¿Qué opinas de la lucha de movimientos machista y feminista? ¿Consideras que crean igualdad o desigualdad?

A1: Bajo mi punto de vista, estos movimientos crean más desigualdad que igualdad, dado que van abriendo más barreras y menos acercamientos para poder llegar a una igualdad real, que a día de hoy continúa siendo una utopía.

A2: Ambos son movimientos irracionales, que nacen de la sociedad de roles y que están impuestos. Pero, considero que lo que crean es una sociedad en lucha constante, que no sirve para nada porque el machismo continuará ganando, por lo tanto, las feministas deberían dejarlo estar. Si en los últimos 40 años no han conseguido nada no lo van a conseguir ahora.

P: ¿Cómo ves a tus iguales en los diferentes ámbitos de la sociedad? (Profesional, ocio, economía, política…)

A1: Tengo la suerte de que las amistades que tengo están asentadas todas en puestos de trabajo que han buscado y que derivan de su formación. En el tema de ocio, sí que se ve que la conducta cambia, desde la forma de vestir y el maquillaje hasta la forma de comportarse en público. En economía, obviamente se ve ese tipo de desigualdad, pero por suerte, con sus parejas hacen tándem económico para poder llegar a final de mes. Y, en el tema de política, prefiero no entrar. Pero se ve que la mayoría de los altos cargos políticos, el 80% de los puestos, están ocupados por hombres.

Además, veo una clara frustración interiorizada en el género femenino por su incomprensión en la sociedad actual que acaba evocada en vez de una lucha por la igualdad, en una crítica y destrucción a la de al lado, por no ser capaz de luchar y unirse a la sociedad que considera al sexo femenino en desigualdad al masculino

A2: Los veo bien, cada uno trabaja en lo que quiere o puede y mientras lleguen a final de mes están contentos. No hay que mirar tan finamente todo para criticarlo, porque al final con tanta crítica lo único que hacemos es minusvalorar toda la sociedad y a toda persona que la componga.

P: ¿Qué harías para cambiar la conceptualización y los roles de la sociedad?

A1: Empezando por educar dentro de la igualdad de distribución de tareas en casa, en el colegio, es decir, hacer una formación y educación no discriminatoria ni estigmatizada por los roles. Creando puestos de trabajo no estigmatización y con salarios iguales, y, para ello, eliminaría la fotografía del curriculum vitae y la declaración de sexo en el mismo, dejando simplemente un número de teléfono, la formación y experiencia de la persona. Eliminaría programas, series, etc., que influenciaran negativamente a nuestros adolescentes a entender y agravar la desigualdad entre el hombre y la mujer.

En el ámbito privado, por ejemplo, maternidad y paternidad, igualando las bajas de ambos a un año (dado que un bebé con 4 meses es totalmente dependiente de sus padres) y que se puedan coger de forma simultánea.

Es un proceso largo que llevaría bastantes años para poder ver realmente pequeños resultados, pero está claro que, para mi punto de vista, si la sociedad continua por el camino que lleva actualmente y no realiza ningún cambio, acabará realizando medidas reactivas como la imposición de normas o leyes a conductas nuevas que se encuentran y que no pueden controlar, en vez de haber tomado medidas preventivas como las expuestas para acabar evitando, en la medida que se pueda, a largo plazo, dicha desigualdad.

A2: Sinceramente no haría nada, la propia sociedad va evolucionando en la medida que lo necesita, no es necesario cambiarla o crear nuevas directrices que mermen los roles actuales. Vuelvo a recordar que estos roles existen desde la prehistoria y si no han cambiado es por algo.


Ellos son unos “cracks”, ellas unas “putas”: el machismo de las mujeres – (c) – Criminal Fact

Artículo de Opinión – Entrevistadas anónimas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s