Estafa y cerebro

La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio – Cicerón

Engañar, falsificar, timar o estafar es un comportamiento complejo, no existe un centro de la mentira si no múltiples áreas cerebrales que interactúan. Cada tipo de mentira requiere su propio conjunto de procesos neuronales.

Giorgio Ganis y Stephen Kosslyn de la Universidad de Harvard, recorriendo también la teoría de la carga cognitiva de Virj, han constatado que las mentiras requieren la activación de distintas partes del cerebro y altas dosis de concentración. Mentir de hecho es un proceso muy complicado: la persona tiene que crearla, recordar los detalles de la mentira, saber quién esta estafando, cómo lo está estafando, recordar cómo era el timo, buscar una nueva identidad y ocultar la suya, no incurrir en errores, estar preparado por si el estafado no muerde el anzuelo, etc.

cerebro-humano1Todos estos procesos activan el lóbulo frontal, el lóbulo temporal y el sistema límbico y lo hacen en mayor medida que cuando decimos la verdad. Este hecho es fácilmente entendible aunque no conozcamos bien las partes del cerebro, ya que: el lóbulo frontal es el responsable de procesos cognitivos complejos que llamamos funciones ejecutivas como elegir, tomar decisiones voluntarias y conscientes, buscar una meta, tener motivación, buscar solución si la meta no se consigue etc.

Las principales funciones que residen en el lóbulo temporal tienen que ver con la memoria y el lenguaje. Finalmente el sistema límbico es el centro de los instintos y de las pulsiones. Encontramos la memoria involuntaria, el hambre, la atención, los instintos sexuales, las emociones (por ejemplo placer, miedo, agresividad), la personalidad y la conducta.

Muchos científicos[1] han demostrado el papel esencial que juega una parte del cerebro a la hora de seleccionar lo que está bien y lo que está mal.

En estudios con timadores patológicos, mediante el procedimiento de resonancias magnéticas, se ha comprobado que estos tienen en el lóbulo frontal una reducción de su sustancia gris y aumento de la sustancia blanca en comparación a los controles normales.

58298f52cf316
Áreas del cerebro que muestran las relaciones neuronales de una persona que está mintiendo

La sustancia blanca está compuesta por fibras, serían “los cables del ordenador” y la sustancia gris seria como “el disco duro” y los mentirosos patológicos estudiados resultaron tener un 22% más de materia blanca.

Más sustancia blanca permite a los mentirosos dominar con maestría el engaño. El hecho de tener más materia blanca proporciona a los mentirosos las herramientas necesarias para dominar el complejo arte de la estafa y la mentira. Justo por lo que estábamos comentando antes, estafar requiere esfuerzo.

La toma de decisiones morales se lleva a cabo en la sustancia gris del lóbulo prefrontal. Los mentirosos compulsivos tiene un 14% menos de materia gris, que ayuda a mantener el impulso de estar bajo control, lo que significa, que se preocupan menos por los aspectos morales, que son menos capaces de procesar este tipo de pensamientos.

También hay estudios interesantes que subrayan el papel fundamental de la corteza prefrontal ventromedial a la hora de hacer juicios morales.

f300x0-260146_260164_0Cuando se realiza un juicio que implica un conflicto moral (hacer o no hacer algo según sus consecuencia por ejemplo en este caso: ¿voy a timar y estafar a una persona y le hago daño pero me llevo dinero?) se activa la corteza prefrontal ventromedial.

La activación de una parte de esta región, la corteza cingulada anterior, activa la corteza prefrontal dorsolateral que interviene sopesando los factores emocionales y los racionales tomando decisiones sobre qué acción realizar.

Las personas con lesiones en estas zonas manifiestan juicios morales de tipo utilitario y no son capaces de generar una respuesta emocional normal ante un agravio, si no que se fijan sólo en el resultado de éste y, además, experimentan menos emociones sociales como la compasión, la vergüenza y la culpa; en cambio, conservan inteligencia, razonamiento lógico y el conocimiento de las normas sociales. Esta falta de empatía lleva a elegir caminos no del todo morales.

También podemos hacer el razonamiento contrario analizando los estafados: la corteza prefrontal ventromedial, sería un área cerebral clave en la comprensión de la intención de los demás y nos ayudaría a protegernos de las intenciones maliciosas, así como a distinguir las personas en las que podemos confiar de las que no son fiables.

¿Y los estafados? Cuando escuchamos una idea o una afirmación nuestra corteza prefrontal nos ayuda a saber si es verdadero o falso. Para que a nuestro cerebro le parezca lógica una nueva idea éste de primeras se la cree, pero luego empieza a verificar esta idea con la memoria para ver si encaja con lo que sabemos y hemos aprendido. El cerebro, por un segundo, se cree todo lo que nos dicen. Eso es por lo que somos blancos fáciles para los timadores.

Por eso el celebro puede ser estafado tan fácilmente. El timo del tocomocho[2] y de la estampita[3], son algunos ejemplos de timos que agobian el cerebro desde todos los ángulos. Por un lado está una promesa de una gran cantidad de dinero, esto causa placer con antelación y se libera dopamina (el neurotransmisor de la felicidad) en el núcleo accumbens.

Lo mismo pasa cuando tenemos un refuerzo positivo, cuando el timador, por ejemplo, utiliza un gancho que nos hace creer que el billete de lotería es verdadero, o  en el timo de la estampita cuando nos enseñan que el primer billete es verdadero, o en el timo de los trileros cuando ganamos una mano; la corteza prefrontal recibe dopamina y el cerebro quiere más porque se siente bien.

Casi todos los días tenemos que depositar nuestra confianza en alguien: nuestra pareja, los políticos o la gente que pasa por la calle y nos para. La mayoría de la gente cooperan por defecto y esperan que los otros hagan lo mismo, de hecho el celebro siente placer cuando esta confianza se ve recompensada.

Las estafas suelen trabajar sobre la ambición y la ingenuidad de la gente. Por eso la oxitocina, producida en el hipotálamo y secretada desde la hipófisis, es una hormona que se libera cuando alguien deposita su confianza en nosotros, y nos produce deseos de reciprocidad, o sea de confiar en esa misma persona que confió en nosotros.

También hay otra parte del cerebro que puede ser interesante para estos casos. En una investigación demostraron que en los sujetos de estudio más jóvenes, los escáneres cerebrales mostraron una actividad significativa en una zona del cerebro llamada ínsula. La región de la ínsula se oculta tras la región rostral del lóbulo temporal. Para verla hay que retirar hacia el lóbulo frontal y se retira hacia el lóbulo temporal. Cuando los sujetos veían imágenes de personas poco de fiar (con cara de ira, enfadados o de desprecio) en los voluntarios más mayores se apreció muy poca actividad cerebral en esa región. Y esto pasa también con personas con lesiones en la ínsula. 

También, para concluir, me parece interesante destacar el trabajo de unas neuronas llamadas espejos que se encuentran en el área de Broca y en la corteza parietal.

Una de las funciones más interesantes y controvertidas de las neuronas espejo consiste en permitirnos comprender lo que piensan los otros. Son la base de que podamos disfrutar del cine o teatro, ponernos en la piel de los actores, sentir sus emociones y llorar o reír con ellos como si nos estuviera pasando a nosotros mismos.

El estafador (sobretodo en las estafas piramidales[4]) pone en su boca las palabras que desea y consigue que el estafado acabe haciendo cosas por voluntad propia que van en la línea de la estafa pero, al ser el propio estafado el que las hace, pasa de ser víctima a ser víctima y cómplice.

El estafado anhela ser como el estafador que aparenta ser rico y famoso por eso trabajan sus neurona espejo, quiere ser como él.

  • Publicado por:

cristian

Estafa y cerebro – (c) –
Cristian Salomoni

  • Bibliografía y aclaraciones

[1] Prefrtonal white matter in pathological liers. Y. Yanbg, A. Raine, T. Lencz, S. Birhle, L. Lacasse, P. Colletti. British Hournal of Psychiatry 2005.

[2] El tocomocho es una estafa tradicional. La estafa suele desarrollarse en lugares de tránsito dónde una persona aborda a la víctima manifestando tener un billete de lotería premiado y que por alguna causa no puede cobrar. El estafador ofrece a la víctima venderle el boleto por menos dinero del que corresponde al premio.

Para dar mayor credibilidad al timo irrumpirá un segundo estafador (gancho) que suele afirmar la autenticidad del premio exhibiendo un listado de boletos premiados en un periódico. Cuando la víctima compra el boleto premiado y va a cobrarlo a la ventanilla de la administración de lotería comprueba que el billete de lotería es falso. (fuente Winkipedia)

[3] El origen de este timo está en la España de 1910 y su creador fue Julián Delgado.1 Delgado se valía de un supuesto tonto con un sobre lleno de billetes al que no daba importancia alguna porque creía que lo que portaba eran meras estampitas. Con esto entablaba conversación con algún ciudadano y entraba en escena un listo que proponía al ciudadano estafar al tonto. Entonces el ciudadano le ofrecía al supuesto tonto una pequeña cantidad de dinero por sus estampitas. Sin embargo, cuando ya el listo y el tonto se habían marchado el ciudadano se daba cuenta de que en el sobre que le habían dado no había dinero, sino papeles sin valo. (fuete Winkipedia)

[4] En economía se conoce como pirámide o estafa piramidal a un esquema de negocios en el cual los participantes recomiendan y captan (refieran) a más clientes con el objetivo de que los nuevos participantes produzcan beneficios a los participantes originales.1 Se requiere que el número de participantes nuevos sea mayor al de los existentes; por ello se le da el nombre de pirámide. (fuente Winkipedia)

Anuncios

One thought on “Estafa y cerebro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s